Lazy Rain [Por un millón de años más]



2013. El Poder del Oeste.

No ha hecho más que empezar, y 2013 ya nos ha regalado algunos trabajos tremendos en ese ámbito de la música que llaman alternativa, indie, power, pop o como quieran bautizarlo. Nos da lo mismo el nombre. Nos aburre la onomástica. Un disco extremeño para disfrutarlo hasta el último segundo. Nos apasiona la topografía sonora.

Supimos de ellos en 2003 cuando aún se hacían llamar Barlovento. En Cantarrana aparecen con este nombre en el recopilatorio que da cuenta de los finalistas del Circuito Joven de ese año. Son sólo dos temas, pero ya se van adivinando algunas constantes que van a permanecer a lo largo de su carrera: búsqueda del sonido prístino, de los detalles, regusto inglés en las formas, en la lengua y en el estar.

En 2007 presentan No reasons for my going. Un catálogo de once buenas canciones con ecos setenteros, pequeños y buscados deslices psicodélicos y un cuidado exquisito por los detalles en forma de delicados punteos que se puede escuchar completo en Cantarrana. Lamentablemente este gran disco no tuvo el eco que se mereció, como si pareciera que Barcarrota andaba a trasmano de los puntos calientes extremeños. A pesar de ello se les ha podido ver en los últimos años por templos sonoros como la Metalarium en Badajoz, ahondando, tal vez más de la cuenta, quizás sin necesidad, en su propuesta cover. No Reasons for my going esconde los suficientes argumentos para poder defenderse por sí sólo. No le han hecho falta complementos y componendas añadidas en forma de versiones para completar un directo. Pero en fin, parece que es inevitable, parece que es el signo de los tiempos.

Con la llegada de este año 2013 Lazy Rain se reinventa. Se da un gustazo. Por un millón de años más es una pequeña maravilla dividida en cinco capítulos que han abandonado el inglés como lengua vehicular. En Cantarrana se puede disfrutar completo un trabajo que pasará a estar, a buen seguro, entre lo mejor que se ha publicado en este año que apenas acaba de amanecer.

En Cantarrana se pueden ver también los dos clips que la banda de Barcarrota ha presentado para acompañar el lanzamiento del EP. En nuestra opinión, no les hacen justicia, sobre todo el creado para Cerca de un lugar lejano, pero no nos importa. Estamos ante cinco grandísimos temas, épicos por momentos, místicos casi siempre, que te levantan el ánimo (Cerca de un lugar lejano), que te hacen creer en el buen gusto, que te construyen alas (Origen y caída), cuidadísimos, sensibles, envolventes (Difícil de agotar). Y como en las buenas novelas, un final para la esperanza. Optimista. Dance me nos devuelve al principio de Lazy Rain. A los sones danzarines setenteros que tanto nos gustan, a esos sones que nos recuerdan a los himnos de Rod Stewart o The Kinks, a las canciones que sonaban en los autos de choque y que tienen un lugar de oro en nuestra Radio Abisinia. Hacia allí va completo este trabajo fantástico.


La Culpa-Cantarrana.
Cáceres-Mérida. Febrero de 2013
.